Archivo de la categoría: #cocinacallejera

Ideal para la temporada de asados: Pebre

Lo se… para la temporada de asados queda un mes todavía, pero hay que ir calentando motores señores! Que ganas de que empiece el calorcito, abandonar los abrigos pesados, los bototos, bufandas y demases… es que para una friolenta como yo, esta temporada es del terror!!

Los argentinos tienen el chimichurri, los gringos el relish… y nosotros el buen pebre. Desconozco la razón de que el pebre se llame así, pero si alguna vez se dan una vuelta por Chile y escuchan que alguien “está hecho pebre”… no es nada bueno.

Esta receta es ideal acompañarla con unos buenos pancitos amasados, recién sacados del horno o con sus buenas sopaipillas caseras. De hecho, es mi aporte habitual a los aperitivos.

El pebre

Sacar buenas fotos es un arte... que yo no tengo :(

Sacar buenas fotos es un arte… que yo no tengo 😦 Ahí se ve lo de las hojas del cilantro

  • 2 tomates
  • 2 cebollas
  • 2 ajíes verdes
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 1 atado de cilantro
  • jugo de 1 limón
  • sal, aceite

Cortar los tomates en brunoise (los cubitos chicos de toda la vida). Lo mismo la cebolla, el ají verde y el ajo.

Sacar los palos mas gruesos del cilantro (maña personal) y tratar de que queden casi puras hojas. Picar finamente.

Juntamos todo en un bol. Mezclamos bien y aliñamos con jugo de limón, aceite y sal. Dejar reposar (según yo, queda mas rico)

Ya va tomando forma...

Ya va tomando forma…

Resultado final!

El resultado final!

¿Quien se resiste?

Estuve hablando con la Nelly (la nana de mi abuelita, que cocina espectacular) y me dice que en el sur – sur se hace muy parecido, pero sin tomate. Además ponen otras variedades de ajíes y lo machacan con mortero. Definitivamente lo voy a probar…

Nos vemos en una próxima receta

Medio tarde… pero acá mi aporte a #cocinacallejera

Esto de andar de un lado para otro, mirando pero sin ver, hace que uno se pierda cosas realmente fascinantes… como esto que les voy a contar.

Todo partió de la mano de Juana de La cocina de Babel y su reto de cocina callejera. Para hacer corta la historia (que el poder de síntesis no es lo mío), consiguió no una, sino 58 recetas desde diferentes partes de España y el mundo… pero faltaba Chile!

¿Que es comida callejera? Como su nombre lo dice, esa que te comes en los carritos de la calle. En lo personal me encantan (con que no haya moscas alrededor me doy por pagada) y creo haber encontrado verdaderas joyitas en los viajes que me han tocado este año. La comida callejera no es gourmet, es lo que pide la gente común y silvestre, pero con una “enjundia” que ya se quisieran varios restaurantes. La clave de los que logran sobrevivir, materias primas frescas, buena atención y sabor… mucho sabor. No por nada Chile es país de reyes… pero eso da para otro post.

En fin, que leyendo las propuestas, me encontré con que si bien Argentina estaba representado… faltaba Chile! Y eso que tenemos una cocina callejera muy muy pero muy buena, perdón… “wena” 🙂

Así que con este humilde post, vengo a reivindicar y a mostrarle a ustedes un poco de nuestra #comidacallejera a través de un clásico chileno: el completo italiano

Pocos ingredientes, para un resultado delicioso...

Pocos ingredientes, para un resultado delicioso…

Chile es un país de “sánguches”: si se puede poner entre dos panes, se hace, y es por eso que en esta larga y angosta franja de tierra tenemos (a mi gusto) las mejores versiones del mundo. Los gringos tienen sus hot dogs… pero nosotros tenemos los “completos” y creo que la versión mas pedida por todos, es el “italiano”.

Su nombre viene simplemente de los aderezos que acompañan a la salchicha: tomate, palta y mayonesa, rojo, verde y blanco como la bandera de… Italia (no pueden negar que somos ingeniosos, eh?)

Para hacer esta auténtica delicia necesitamos

  • 1 pan de hot dog (tiene que ser un pan que contenga, pero que a la vez sea blando)
  • 1 salchicha o vienesa o como le dicen en el sur “5 minutos”
  • 1/4 tomate
  • 1/2 palta
  • mayonesa a gusto (ojalá casera)

Abrir el pan, haciendo un bolsillo para meter todo el relleno. Poner unos minutos en el horno, para que quede calentito y crujiente.

Hervir la salchicha en agua caliente. Hay gente que la pasa un poco por la plancha… no es malo, pero no lo veo necesario

Picar el tomate en cuadraditos y moler la palta.

Meter adentro del pan, la salchicha (que quede bien al fondo). Poner encima el tomate, luego la palta (cumple la función de agarrar el tomate) y luego la mayonesa.

Tomate abajo, la palta molida arriba y decoramos con mayonesa... simple, verdad?

Tomate abajo, la palta molida arriba y decoramos con mayonesa… simple, verdad?

Esto se come con la mano, así que abrir la boca bien grande y asumir que es muy probable que terminemos con mayonesa en la punta de la nariz, jajajaja.

Ñam!!!

Ñam!!!

Un abrazo y perdonen por la calidad de las fotos… están hechas con el celular, pero prometo mejorar 🙂